about



El curador Hans Ulrich Obrist propone en un artículo publicado en ARTNEWS el 30 de Marzo del presente año, “un proyecto de arte público masivo en respuesta al coronavirus”. Por su parte el filósofo Esloveno Slavoj Žižek plantea que el covid es ”una oportunidad para reinventar la sociedad”, que tanto?, no sabemos. Por otro lado el filósofo coreano Byung-Chul Han analiza cómo el modelo Chino ha sofisticado un hiper-control social por medio de la tecnología. Distanciamiento, aseguramiento, monitoreo… control. Estos cambios vertiginosos de la vida contemporánea, tanto en el ámbito social, económico, político y cultural; no son ajenos a una resistencia y/o transformación por parte de la ciudadanía… una reflexión desde la intimidad sugiere momentos de contemplación y de empatía. Volver a mirar afuera desde dentro.


Como una parábola del momentum, retomando experiencias previas de proyectos que buscan salirse de los espacios habituales del arte. Se presenta SOMOS AUNQUE NOS OLVIDEN un programa de proyecciones de videos de artistas internacionales en el espacio público. Aquí se retoma el ventanal, el edificio, el muro del inmueble, como soporte y lienzo audiovisual.

La iniciativa, más que un proyecto expositivo, se presenta como una ventana de circulación; una alternativa de vinculación con el arte como respuesta al confinamiento, un escape visual como metáfora del encierro y la vuelta a la mirada en el afuera, en la vida pública, en el paisaje y la sorpresa que el estar “ahí” nos puede mostrar. Ante las actuales condiciones de encierro y cuarentena a nivel mundial, consecuencia de la reciente pandemia del COVID 19; La propuesta plantea generar una serie de proyecciones, a lo largo del mes de Mayo, desde lo alto de un edificio ubicado en la Unidad Habitacional Tlatelolco, utilizando como soporte el muro frontal del edificio contiguo funcionando así como pantalla o ventana al imaginario en el exterior.

Este programa estará conformado por una selección de videos de artistas de diversos países y contextos, discursos y líneas de trabajo; y que serán mostrados los días viernes y sábado en horario nocturno, buscando generar un momento contemplativo en cada familia residente en el lugar, una pausa en el imaginario de la incertidumbre; para aquellos que pudieran visualizar desde el ventanal de cada departamento o vivienda circundante. 

El proyecto a su vez presenta paralelamente dos canales de circulación en la red que funcionarán como memoria y/o vestigio virtual; desde el cual se podrá consultar el registro de intervención pública, así como visualizar las obras presentadas en cada programa. 

Estos canales se materializan en un link en redes sociales ( @somosaunquenosolviden ) y un registro de acceso en este blog. 

La propuesta surge como una alternativa de respuesta para reactivar la generación de redes de circulación del arte, su vinculación con públicos y escenarios no convencionales, y el paisaje urbano en letargo temporal con el confinamiento obligado.












.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

.

programa 3

programa 1